Bulevar San Antonio, una propuesta insensata

Bulevar San Antonio
Bulevar San Antonio

Recientemente el alcalde Ospina y su equipo de trabajo anunciaron como proyecto bandera, desarrollar un nuevo corredor peatonal conectando el centro histórico con el barrio San Antonio. Si bien la iniciativa es loable recuperando peatonalmente un valioso espacio de la ciudad, no se entiende la falta de planeación, conectando espacios que no tienen trafico de importancia.

Aparentemente la justificación radica en el atractivo peatonal que ha generado el Bulevar del Rio complementado con el hundimiento vehicular, el cual, a la vez, ha regulado y mejorado el trafico.

Indudablemente la obra del Bulevar del Rio le devolvió la faceta peatonal al centro de la ciudad. La recuperación del espacio público, mobiliario urbano, su mantenimiento, seguridad e iluminación, despejado de ventas callejeras, convirtieron el paseo peatonal en hito de ciudad y orgullo caleño. 

Sin embargo, cuando se compara el beneficio de esa obra con la actual propuesta de la administración Ospina, deja muchas dudas, pues es lejana a una solución integral de buscar nuevos espacios para disfrute peatonal.

En este sentido, y dando continuidad a la lógica peatonal, sería mucho mas practico, de todo punto de vista, realizar el hundimiento de la Avenida Segunda, a partir de la Calle 17 Norte (Club Colombia), donde actualmente ya existe un desnivel a la altura de la Calle 15, continuando por debajo del costado de la Manzana T, circunvalando la centenaria ceiba, y apareciendo nuevamente a nivel de la desembocadura del tobogán, unos metros adelante del CAM, constituyéndose en nuevo par vial.

Así se enlazaría aún más el tejido urbano del centro tradicional. Se favorecería la convivencia del peatón y ciclista dando conectividad y continuidad al Paseo Bolívar, abriendo el corredor hacia la Avenida Sexta, la cual ofrece generosos andenes, una frondosa y protuberante arborización, conectando el centro con los tradicionales barrios de uso mixto de Versalles, Granada y Santa Mónica.

El hundimiento propuesto, paralelo al actual de la Avenida Colombia, permitiría interconectar el Bulevar del Rio con el interminable proyecto del Parque longitudinal del Rio Cali, encadenando el mejoramiento del espacio público, ligando las generosas plazoletas actuales, de paso resaltando la Jairo Varela, las fuentes decorativas y aprovechando la peatonalización de la generosa zona verde ribereña existente y en desarrollo.

Esta solución, además de practica y lógica, tendría un menor costo.

En los polvorientos anaqueles de archivos de la Dirección de Planeación deben reposar documentos presentados hace mas de una década sobre este proyecto, el cual sencillamente, solo habría que actualizar.

Visualizando el espacio generado consecuentemente se da importancia y significado al edificio del CAM, el edificio del Concejo Municipal, categorizando, jerarquizando, otorgando merecido tributo y homenaje a la sede del poder administrativo y político de la ciudad. 

Cali es llamada a ser la ciudad verde por excelencia y este sería un decidido aporte.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*