La Internacional

La Internacional
La Internacional

Un himno popular que toma mucho más sentido hoy día, cuando las manos y los brazos de tantos trabajadores están inactivos en todo el planeta como consecuencia del Coronavirus.

Arriba los pobres del mundo
de pie los esclavos sin pan
y gritemos todos unidos
¡Viva la Internacional!

Los pobres del mundo, muchos más hoy, en el mundo desarrollado y en el no desarrollado, en los estratos más populares y en la clase media.

De pie los esclavos sin pan….así lo compuso un trabajador que había participado en las revueltas de 1848 en Francia y luego en la Comuna de París de 1871, Eugene Pottier.

Para hacer que el tirano caiga
y el mundo esclavo liberar,
soplemos la potente fragua
que el hombre nuevo ha de forjar.

Y el mundo esclavo liberar….soplando la potente fragua, para hacer que el tirano caiga. La enorme maquinaria del capitalismo se montó sobre la sangre y el sufrimiento de millones de seres humanos, primero en Europa y Estados Unidos y, luego, en todo el mundo. Hoy, se ve nítidamente el valor del trabajo de los campesinos que producen lo indispensable para el sostenimiento vital de toda la humanidad, el valor del trabajo de los obreros de las fábricas en cualquier país, el valor del trabajo de todas y todos los trabajadores (as) en cualquier sector de la economía: los mineros, los empleados públicos, los médicos, los enfermeros, los taxistas….tantos y tantas. Sin su trabajo nada funciona, no importan los grandes capitales ni los inversionistas. Todo se paraliza. No hay producción. No hay utilidades.

Agrupémonos todos
en la lucha final
y se alcen los pueblos con valor
por la Internacional.
La Internacional

Quizás los grandes capitalistas quieran que todo vuelva a la vieja normalidad, la de la explotación inmisericorde de los trabajadores y las ganancias sin límites de unos cuantos. No se los recomendamos. ¿Qué desean, que esperan los hombres y las mujeres que se han roto su existencia al servicio de la maquinaria económica del capitalismo por doquiera? Después de la pandemia una nueva normalidad debe surgir, bajo un nuevo criterio: justicia.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*