La perfidia y la infamia se ven … desde todas partes

masacre
masacre

No se necesita para ello el destruido observatorio astronómico de Arecibo.

Es todo muy visible, pero no hay peor ciego que el que no quiere ver.

Claro, otros no son realmente ciegos, sino que se hacen los ciegos.

340 personas asesinadas en 79 masacres en 2020 (datos de Indepaz), sale el presidente, no ciego pero sí limitado ( y no visual), a decir lo mismo: la causa es el choque entre bandas del narcotráfico o las disidencias de las Farc. Fácil, fácil, respuesta.

En realidad, estamos ante un genocidio (exterminio de un grupo, en este caso los líderes y lideresas que luchan por ideales comunes: la justicia, la equidad, el respeto por los derechos humanos de su gente).

Mataron al ambientalista de la Macarena Francisco Javier Parra, coordinador de Cormacarena, relacionado con la protección de Caño Cristales, ese paraíso, patrimonio de la humanidad; ¿Qué dice el gobierno, por medio de su inepto ministro de defensa? Pagaremos hasta 100 millones de recompensa…mientras se dedica a mirar para otro lado. Los violentos siguen actuando a sus anchas, cumpliendo para alguien la tarea de limpieza social. Todo lo que se mueva y huela a luchas por la justicia o la paz, debe morir.

Masacre en el Cauca, en Santander de Quilichao, hace tres días; uno de los masacrados, líder de organizaciones juveniles. Así, por todo el país, aniquilamiento sistemático.

No no es posible seguir simplemente contando muertos y desplazados, y mirando para otra parte. ¿Seguimos en fiestas, como si nada estuviera pasando? En Estados Unidos, en Europa, hay mucha gente preocupada por el genocidio. Acá parece que para muchos no existe.

Mientras tanto, sigue el gobierno dando muestras fehacientes de que la dignidad es lo que menos le importa. La postulación presidencial y la designación de Juan Carlos Granados en la Comisión nacional de disciplina judicial, es una vergüenza más. Corruptos nombrados para investigar y juzgar a otros corruptos. Esto se suma al nombramiento de Nestor Humberto Martinez, el ex fiscal «entrampador» en la Embajada de España (que esperamos no sea aceptado por el gobierno español) y el sostenimiento del enemigo de los derechos humanos, Alejandro Ordoñez (ex procurador) como embajador permanente en la OEA.

Exigir responsabilidad al gobierno, es urgente. Pero no bastan las acciones de unos pocos parlamentarios de la oposición, los únicos, al parecer, para los cuales sí existe este aquelarre mortal. Es indispensable que todos los que tienen voz se hagan oír. Maradona tenía eso, voz, y denunciaba las que consideraba injusticias en el mundo del fútbol pero no solo en este sino también en la vida social más amplia. Esas voces fuertes son capaces de convocar grandes movilizaciones en favor de la justicia.

Artistas, deportistas, comunicadores, educadores, todos y todas aquellas que tengan voz y puedan hacerse escuchar en Colombia y en el mundo, deben hablar, deben escribir, deben convocar a parar esta orgía atroz. Los responsables están, de alguna manera, vinculados con las esferas del poder vigente, desde allí se hace lo necesario para que la impunidad y la inmundicia sigan reinando. Una gran presión nacional e internacional contra el fascismo enquistado en el Estado colombiano es indispensable.

A propósito, ¿si el Pibe Valderrama habla y exige que se acabe la violencia genocida en su país, es de izquierda? A mí no me importa si quien cuestiona la violencia y la denuncia, y realiza actos visibles para que ella no se siga produciendo, es conservador, liberal, verde o amarillo; gente sensible y amante de la vida existe en todas las toldas.

Gandhi no fue el único, pero sí uno de aquellos a los que más se escuchó decir que no importaba tanto si se predicaba el amor a dios desde el cristianismo, desde el hinduismo o desde el islamismo, lo esencial era cómo se demostraba ese amor en las relaciones con los demás, cómo se amaba u odiaba al prójimo.

Quizás tus actos en favor de la paz y la justicia te pongan en un lugar del espectro político, ¿te importa? Eso sí, recuerda que el «limitado» presidente se declara de «extremo centro» y ya sabes lo que está haciendo por la justicia y la paz: sí, las hace trizas.

!Para la vida y la paz, todo. Para la guerra, la violencia y la muerte, …nada!

Cali, Diciembre 8 de 2020

https://www.elespectador.com/noticias/politica/criticas-desde-el-parlamento-britanico-al-gobierno-colombiano-y-al-exfiscal-martinez/

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion