La (r)evolución de la Revista Semana

Revista Semana
Revista Semana

Es uno de los medios mas antiguos del país. Fundada por Alberto Lleras Camargo hace setenta y cuatro años, ha sido testigo de la historia del país. Su renacer periodístico y empresarial fue obra maestra de Felipe López Caballero. La convirtió en emporio periodístico. El mas leído del país, de gran influencia política por su contenido editorial, acompañado de un periodismo atrevido, aguerrido, de profundo trabajo investigativo y agudo análisis. 

Con el paso del tiempo, creó una serie de publicaciones especializadas, cada una con autonomía y temas diversos. Negocios, economía, moda, tendencias, entretenimiento, finanzas personales, sector rural, dirigidas a diferentes nichos de mercado, con exitosa pauta comercial. Su ultima incursión fue llevar el contenido editorial a la teleaudiencia de Semana TV.

Hace dos años el grupo empresarial y financiero Gilinski, le compró a López el 50% de participación del conglomerado editorial y mas recientemente adquirió el restante 50%. Se especula la negociación superó la cifra de US $ 20 millones. A partir del mes de noviembre se anunció el paso del impreso a versión digital en todas sus publicaciones. Este cambió se publicita con una suscripción promocional por valor de mil pesos mensuales, por los primeros tres meses, con lo cual se espera una masiva base suscriptora.

Como era de esperarse, la reacción del grupo periodístico anquilosado por muchos años, bajo la sombrilla de López, presentó renuncia masiva ante el nombramiento de una nueva directora del grupo editorial, actitud respetable, pero en mi opinión absurda y miope ante la revolución digital el mundo esta presenciando.

No estamos ante el debate de la libertad de expresión, de poder económico o político. Estamos ante una tendencia global de virtualidad, digitalización y novedosas formas de generar ingresos, razones por la cuales se acentúa el interés inversor de importantes grupos empresariales incursionando hacia medios informativos.

La transformación digital, el florecimiento de redes sociales con Facebook, Google, Youtube, Instagram, a la cabeza y la facilidad de disponer de información permanentemente, a través de dispositivos móviles, han convertido, globalizado y ampliado la base de lectores convirtiéndolos en multisuscriptores. 

Quienes antes en el esquema impreso llevaban un maletín llenó de publicaciones, hoy pueden acceder a cualquier hora, desde cualquier lugar a diferentes medios, locales, nacionales o internacionales de un amplio universo de diarios, semanarios, conferencias, libros o documentos investigativos, cómodamente.

En los últimos años los medios nacionales han sido adquiridos por poderosos grupos empresariales. De negocio familiar tradicional de vocación periodística, convertidos hoy, en actividades comerciales de altísima rentabilidad requerían fuentes adicionales de recursos para su transformación, acompañadas de mentalidades y actitudes vigorizadas ante los cambios globalizados.    

Los grupos empresariales colombianos, Sarmiento Angulo, Santo Domingo, Ardila Lulle, Gilinski, han seguido la tendencia mundial. En Estados Unidos, Jeff Bezos de Amazon, es el mayor accionista del Washington Post, Carlos Slim del New York Times, Rupert Murdoch de Fox, Disney de ABC, ATT de CNN y Comcast de NBC, conformando los seis conglomerados predominantes de los medios norteamericanos.

Caliescribe.com, bajo la dirección de Ramiro Varela M, llega a 500 ediciones este mes de Noviembre en 10 años de trabajo permanente e ininterrumpido.  Es precursora como revista digital, con una lecturabilidad en 204 países y 2.028.553 usuarios únicos, superior a algunos medios tradicionales, hoy en total decadencia, olvido y afrontando dificultades financieras.

La (r)evolución es la transformación de un modelo de negocio a otro, no el desastre periodístico vociferado por algunos críticos, aves de mal agüero, descalificando el cambio de la revista Semana.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*